Fundas a medida: Plástico, aluminio y VCI

Plastico retractil

ALUMINIO TERMOSOLDABLE

El aluminio es un elemento muy utilizado en embalaje para evitar la corrosión, sobre todo cuando se trata de embalar elementos metálicos y electrónicos. Se utiliza conjuntamente con las sales desecantes para evitar precisamente la humedad que oxida el metal en trayectos largos en barco, aunque también se emplea para la protección de maquinaria y otros productos a largo plazo, por ejemplo para su almacenamiento si está previsto que éste sea largo.

VCI

El VCI (Vapour Corrosion Inhibitor) es un método de protección de los metales contra la corrosión y oxidación. El proceso de inhibición se consigue cuando los vapores protectores del VCI se diseminan en el espacio cerrado formando una fina capa de un producto protector sobe la superficie del metal. Dicha protección perdura mientas el producto permanece dentro del espacio cerrado. Una vez que el contenido se retira del embalaje, la capa de VCI se volatiliza, dejando un producto seco y libre de corrosión.

PLÁSTICO RETRÁCTIL

El plástico retráctil es un material ignífugo, fabricado principalmente en polietileno, pudiendo contener también plástico PET y goma adhesiva térmica, lo que le confiere su cualidad de retráctil ya que se sella mediante calor utilizando pistolas de retractilado. Además de proteger contra los rayos UV y actuar como retardante de la llama, es un material muy resistente, por lo que se evitan desgarros y perforaciones sobre todo cuando se trata de cargas irregulares con partes salientes y picos.
Es también permeable y permite la utilización instantánea del producto protegido tras la eliminación del plástico, ya que lo conserva en perfectas condiciones.

Solicítanos tu presupuesto

Lugar de entrega